miércoles, 23 de diciembre de 2009

El otro día, a propósito de un evento sin mayor importancia que es mejor que no cuente, Ezpeleta me mandó un mensaje de texto. Tres palabras, pero fue como si hubiera recibido un latigazo estando desnudo en un freezer extra large en cuya puerta alguien escribió "MIEDO" con un fibrón indeleble violeta fluo. El mensaje se refería a ese evento en particular -no, créanme, realmente no quieren que les cuente- y por tanto no tenía mayor importancia. Pero el miedo era por algo más general, es decir por TODAS las cosas que a medida que pase el tiempo implicarán esas tres palabras.

El mensaje decía "nuestra bebé creció".

5 comentarios:

ZoePé dijo...

Es exponencial, de ahora en más, le aviso.
Un beso y muchas felicidades a los tres.

Manón dijo...

y sí, cuesta pensar en el despegue, hay que vivir el día a día lo mejor que se puede y va a ver cómo van a ir soltando o ajustando rienda según...

no tenga miedo: ustedes son un buen equipo.

que pasen una hermosa navidad en familia.

Nicolás dijo...

Me imagino que da como un vértigo, ¿no? Quédese tranqui. Aunque no tengo experiencia en el asunto, confío en que, manteniéndose en lo posible cerca de ella, se expondrá menos al susto de transformaciones abruptas.
Que tengan los tres su mejor Navidad.

cuti dijo...

gracias -supongo- por el aviso, zoeta. Besos!

gracias manoneta! iremos viendo.

parece que es la idea, nicolás. Gracias y que ud. también la pase excelente.

boshi dijo...

When the reality of it is, the cost of 24 regular rubber bands is less than $1. Why pay more for shaped rubber bands, when you can have regular ones for cheaper? Sure, they’re fun to play with and are a great conversation starter, but what is it about them that’s so fascinating, or for some, not fascinating? Students at Monte Vista either love them or hate them.zoobles for girls, and baby carriers for boys, you will love them. Fourth, EFX’s holographic technology contains algorithms and frequencies that interact positively with this energy field in both humans and animals at the cellular level. When placed near the body, especially at key energy centers such as the hands and feet, EFX bracelet’s products will harmonize with the body’s naturally occurring bioelectric frequencies.