martes, 23 de agosto de 2011

De cuando conocí a David Bowie

El sábado 29 de septiembre de 1990 David Bowie tocó por primera vez en Buenos Aires cerrando el "Sound + Vision Tour". Yo estuve ahí. Fue un muy buen show, por supuesto, aunque debo confesar que en ese entonces yo no estaba interesado en Bowie sino que había ido exclusivamente para ver a Adrian Belew. Claro que sabía quién era Bowie, pero ese día sólo fue el tipo de la indumentaria con voladitos que cantaba, toda mi atención estaba concentrada en Belew. En mi favor hay que decir que el tiempo me acomodó las cosas en su justo lugar: Bowie es un genio y Belew un gran guitarrista que escribió algunas de las letras más increíblemente pelotudas de la música universal.

El lunes siguiente fui a trabajar a la Escribanía. Ya no era el último cadete pero todavía no me habían puesto de protocolista. Por eso, si bien mi sueldo me permitía financiar la diarrea de recitales que fue 1990, todavía tenía obligación de hacer cosas desagradables como por ejemplo llevar a legalizar documentación al Colegio de Escribanos.

Ese día terminé temprano y fui a tomar un café al bar de al lado del Colegio. Apenas me ubiqué lo vi a Bowie sentado frente a la mesita cuadrada de fórmica marrón junto a la ventana, solo, siguiendo con sus ojos anómalos a los colectivos repletos que iban por Avenida Callao. Después de un rato tomé coraje, me acerqué y le dije:

-Hola Sr. Bowie, quería decirle que el sábado estuve en su show y me gustó mucho.

-Ah, sí, gracias- dijo Bowie sin sacar la vista de la ventana.

-Además quería decirle que toco la guitarra y que haber visto a Adrian Belew fue...

-Ok, escucháme pendejo- cortó Bowie, sin mirarme. ¿Querés ser una estrella de rock? YO soy una estrella de rock. Pero tenés que saber que llega un momento en la vida de todo hombre en que quiere poder meterse un dedo en la nariz y sacarse los mocos sin que lo jodan- me miró y agregó -Bueno, las estrellas de rock no podemos hacer eso- volvió a mirar a la ventana, se levantó y se fue.

Bowie tenía 43 años cuando me dijo eso; hoy yo tengo 40. Hace mucho que no trabajo en escribanías y toco la guitarra ocasionalmente. No, no soy estrella de rock. Igual todavía me quedan tres años, quién te dice.

19 comentarios:

criminal offline dijo...

clap clap

Florencia dijo...

yo no soy Bowie pero creo en las estrellas, y usted puede ser una sin serlo. Y puede seguir sacándose mocos sin que nadie lo joda, lo que no es poca cosa. A escarbar se ha dicho!

cuti dijo...

ton ton. Sí, crimi, en 1990 también conocí a Clapton. Pero esa es otra historia.

necesito que me explique eso de ser una estrella sin serlo, florencia. Por lo demás, nadie tiene pruebas de que me haya sacado mocos.

ZoePé dijo...

qué mal educado ese bowie!

cuti dijo...

pero tiene razón, zoeta.

Clara Sheller dijo...

¿pero te metés los dedos en la nariz? eso de comerse los mocos tiene doble sentido...

Ele de Lauk dijo...

Cuti, no te banco más la onda humildá. Asumite.

cuti dijo...

mirá, clareta, lo que uno haga con sus dedos, fosas nasales y mocos pertenece a la más íntima intimidad de cada uno, tá?

es que NO SOY una estrella de rock, lauketa, qué quiere que le haga? Ojalá lo fuera. Supongo.

simpática y puntual dijo...

esto es en serio? te dijo eso en serio? después de que te fuiste, se sacó un moco tranquilo?

cuti dijo...

según él no podría haber hecho eso, pero no puedo dar fe de lo que hizo después de irse, syp.

Señorita Cosmo dijo...

Y... yo a Bowie le perdonaría que se saque los mocos, los meta en el café y se los trague sin azúcar.
Ay, por favor! ¡Qué asco!

Señorita Cosmo dijo...

Bueno... con azúcar también es un asco.

cuti dijo...

un verdadero fan no sólo le perdonaría eso sino que también se tomaría ese café, cosmo.

Señorita Cosmo dijo...

Eso es sadismo puro.

akitatanabe dijo...

bowie estaba angustiado porque no pudo entrar al Colegio cuando terminó la primaria. y por eso se volvió una estrella de rock.
fin.

cuti dijo...

eso es amor, cosmo.

bowie estaba angustiado porque no sabía que existía el Colegio cuando terminó la primaria. y por eso se volvió una estrella de rock. y cuando supo se quiso cortar las bolas pero era tarde.
fin.

Lucas Ferrez dijo...

Muy lindo, felicidades, soy escritor amateur de Chihuahua México y pronto abriré mi blog de pensamientos que espero compartir con todos, saludos.

Anónimo dijo...

volvé a escribir acá. porfa.

p. de pau.

Anónimo dijo...

vale compartirlo en facebú? p. de pau.